Bienvenidos: Revista La Urraka Internacional
Edición N° 33


Portada:
Mujeres trabajando
Autor: Yemba Bissyende
Técnica: Batik
Medidas: 40 cm x 1m 30 cm

Seguidores

lunes, 17 de agosto de 2015

La poeta Emma Fondevila de visita en La Urraka


Grito contenido

No puedo gritar te quiero
sin que se altere la marcha de la sangre
hasta en el conducto más recóndito de mi cuerpo,
sin que esa alteración alcance a la música de las esferas,
a la órbita de todos los planetas
a la trayectoria de un cometa o de una bala.
No puedo gritar te quiero
sin que tiemblen la tierra y el mar
sin que se produzca el temido cataclismo
sin que la realidad se vuelva líquida
y la irrealidad se convierta en sólida certeza.

No puedo gritar te quiero,
pero en esta lejanía acortada
por el eco íntimo de la palabra,
por la extensión recogida de un verso,
en la osadía de este minuto único
y solo para que la recoja el caracol de tu oído,
con el tono de las caricias contenidas,
te lo digo,
te lo grito: te quiero.
.....................................................................

La luz y la amapola

La luz que incide suave sobre la amapola
tiene una cualidad fantasmagórica
es ya casi penumbra
y está a un tris
de ser engullida por la noche.
En este intercambio sosegado
que invita a la tarde a meditar
sobre la naturaleza de los intercambios
hay tanta sobriedad como riqueza
y no consigo decidir si es más cierta
la vida de la flor
o la muerte del haz que la transforma.
........................................................................

La ausencia del mar

Sobre un fulgor de madrugadas rotas
se estrella el deseo de otros días
de otra piel, otro verano.
Me devora la necesidad del mar
de la luna bañando en él sus pies desnudos.
No tengo una nostalgia definida
de un lugar, de un momento.
Es más bien una sensación difusa,
una ausencia de sal en torno al cuerpo
una falta de arena crepitando bajo el paso.
El mar, la mar…
memoria incluso que recuerda
tiempos que preceden al haber nacido.
Mi herencia marinera
El mar, la mar…
cuánto daría en este instante
por ver el agua rompiendo feroz contra la costa.

Poeta Emma Fondevila (Argentina, reside en España)

2 comentarios:

José Martínez.Romero Gandos dijo...

Muy buena poeta.

Anónimo dijo...

La primera vez que escuche salir una palabra de su boca,fue como empezar una pequeña historia que ella iba relatando. Y ya no tiene merito que sepa recitar,si no que sepa escribir POESÍA. (Alicia,hija)