Bienvenidos: Revista La Urraka Internacional
Edición N° 33


Portada:
Mujeres trabajando
Autor: Yemba Bissyende
Técnica: Batik
Medidas: 40 cm x 1m 30 cm

Seguidores

martes, 6 de enero de 2015

Una opinión sobre el racismo

LA PRESENCIA AFROCOLOMBIANA  EN CARGOS ESTATALES 

por Pedro Merino

Mira que he  rebuscado alguna carita chocolatada, o más que chocolatada: tostadita, bien tostada entre los candidatos presidenciales colombianos, pero aún no he hallado a uno, por lo menos.

¿Que a lo mejor estoy equivocado? Hace dos años, un estudio de un senador colombiano, de raza blanca, corroboró que solo un afrodescendiente ocupaba un  cargo estatal en los gabinetes de las Alcaldías de Bogotá y  de Medellín, y dos (2) afrocolombianos en el gabinete de la Alcaldía de Cali. Es irracional, por decirlo de otra forma, que ni siquiera los afrocolombianos hayan olfateado las sillas de Ministros, Altos Consejeros Presidenciales,  Departamentos Administrativos, Magistrados Corte Institucional, Magistrados Corte Suprema de Justicia, Magistrados Consejo de Estado, Superintendentes, etc.  Ni hablar de candidatos presidenciales afros. Según esa investigación, los afrocolombianos representan casi el 20 %, o sea, unos diez  (10) millones, cifra que pudiera beneficiar  más a los afros; pero la realidad es otra. Ese porcentaje debe haber aumentado en 2014.

El Departamento de Chocó y el Departamento del Cauca son los lugares de  mayor asentamiento  de población afrocolombiana ubicados en el litoral del Océano Pacífico. También hay población afro en el litoral del Atlántico, en las ciudades  de Cartagena de Indias y Barranquilla. Hay que decir, además, que las leyes colombianas amparan a las minorías. Lamentablemente los afros no han tenido una buena representación política, pues los destinos de esos departamentos o ciudades han quedado en manos de personas que se han prestado para la corrupción en lo que concierne a la política. Eso me han dicho algunos de raza blanca. En otras palabras, han aborrecido de no tener líderes históricos en Colombia. Los pocos representantes que han surgido no han podido progresar, han sido manipulados por narcotraficantes, por ejemplo, mucho más que los blancos.

Sin embargo, otro punto de vista es la de CHAO RACISMO, cuyo líder, Ray Charrupi, en una entrevista por el canal NTN24 --en julio de 2014-- afirmó que las negritudes no están representadas por afros. Más bien, siguió argumentando, son los blancos los que supuestamente abogan por los afros y que se debe aumentar las curules negras. O sea, no exigen igualdad sino proporcionalidad. ¨Colombia es inconscientemente racista¨, así concluyó Ray Charrupi, y abogó por la campaña en redes sociales ¨no a curules afros sin afros¨. Luego nombró a algunas celebridades afrocolombianas en diversas esferas, ya fueran culturales o políticas, aún insuficientes dado el aumento de la población afro.

Debo aclarar que persiste tanto racismo de blancos hacia negros como de negros hacia blancos en Colombia -y en todos los países-, pero en lo que concierne al tema de este artículo, todavía en la República de Colombia un afro es mal mirado a la hora de ocupar un cargo Estatal. Sin pelos en la lengua, desafortunadamente es así.

No hay comentarios: