Bienvenidos: Revista La Urraka Internacional
Edición N° 33


Portada:
Mujeres trabajando
Autor: Yemba Bissyende
Técnica: Batik
Medidas: 40 cm x 1m 30 cm

Seguidores

jueves, 26 de julio de 2012

Editorial

  A PROPÓSITO DE CONCURSOS LITERARIOS

       Un tema el cual me he resistido a comentar es el de los concursos literarios, pero dado que son muchas las personas que me lo reclaman, cedo por esta vez y procedo a ello.
Quien escoge este oficio se va a encontrar con un sinnúmero de contratiempos, y no me refiero a la parte técnica ni artística, que ello es muy personal y depende del grado de compromiso del escritor con su arte, sino a lo que tiene que ver con el poder subsistir con su trabajo. Después de una ardua labor, el escritor o el poeta, según sea el caso, quiere ver publicado su trabajo, esto es apenas lógico, algunos ni siquiera piensan en la parte económica, ilusionados como están en la ingenuidad de la fama, entonces viene el choque con la realidad. A nadie le interesa publicar a un desconocido, ¿quién se atrevería a arriesgar su patrimonio en la lotería de editar a alguien sin nombre comercial? Algunos escritores que tienen otros ingresos, ya que ejercen otras profesiones, toman de su propio dinero y publican ellos mismos para después comenzar a vender entre amigos, incluso a precio de costo, cuando no es regalar el libro para poder darse a conocer. Otros más astutos, colocan su producto con la ayuda de directores de instituciones oficiales en escuelas, bibliotecas, etc., pero siempre con un perfil muy bajo de difusión y sin conseguir trascender en lo más mínimo porque la publicidad es nula, ya que la prensa poco se interesa en estos asuntos, caso contrario cuando se trata de una gran editorial, que tiene un presupuesto destinado a los medios de comunicación, donde tienen gente ubicada para la divulgación de su “mercancía”, algunos de los cuales son escritores que publican con su sello. Es decir, toda una empresa comercial donde el escritor desconocido no tiene cabida.
  Entonces la pregunta es: Si hay que tener un nombre para que las agencias literarias se ocupen de uno, ¿qué debo hacer? Algunos se contestan muy elementalmente: ganar un concurso literario de prestigio cuyo fallo sea cubierto por los medios de comunicación. De esta solución, que parece simple, se desprende todo un mundo de bellaquerías. Desde los concursos arreglados por las propias editoriales para engañar a los compradores de obras “ganadoras” hasta los jurados amangualados para repartirse la bolsa del premio con el vencedor. 
Sin embargo, dejemos de lado la parte oscura de los premios y enfoquémonos en aquellos que brindan confianza. Lo que si queda claro es que hay una preferencia manifiesta por la novela, por la errada convicción de que es la más importante de los géneros literarios, craso error de quienes miden el arte en volumen y no en calidad, que es lo que en últimas importa, confiados en que el lector pagará más fácilmente por un libro grueso. Son los concursos de novela los que tienen los premios más jugosos, seguidos por los de cuentos, detrás la cenicienta poesía y después la olvidada dramaturgia, pero me voy a enfocar exclusivamente en los requisitos de participación.  
      Todavía en la era digital y ecológica los organizadores piden las ya manidas tres copias físicas (pueden ser más), haciendo incurrir de manera innecesaria a los participantes en gastos que muchos de ellos no están en capacidad de solventar, sin tener en cuenta las enormes sumas que hay que pagar en los fletes aéreos, sobre todo si hay un océano de por medio, lo que reduce las posibilidades de los escritores que están tratando de darse a conocer y sobreviviendo a duras penas. Lo que se podría solucionar de manera muy fácil con un envío vía email. A los jurados se les debe reenviar el material también por internet, es decir, la simple obra con un número de identificación particular para asegurar la imparcialidad. La era de los dinosaurios en la literatura debe quedar atrás, a la naturaleza le sale muy costoso el romanticismo de la cuartilla y el olor a tinta fresca, recordando que todas las copias de las obras no ganadoras terminan en el fuego o la basura. ¡Qué gran desperdicio! Y en poesía, ahí sí que se ven cosas aberrantes. El famoso “hilo conductor” de la obra, que los 500 versos, que las determinadas estrofas, que mínimo 100 poemas. ¿En qué mundo vive esta gente?, ¿en qué época?, ¿en el siglo XVIII? ¿Qué pretenden estos saurios, que el poeta ande calculadora en mano? 
Si de los cuentos tratamos, pretenden desconocer que cada cuento es independiente en sí mismo, una obra de arte por sí sola, que no necesita para su valor, de hacer parte de una colección temática. Con razón los estudiantes de secundaria viven la literatura con doscientos años de atraso.
Entiéndase de una vez, la literatura es cualitativa, es arte, no es el número de huevos que pone una gallina, ni los litros de leche que da una vaca. Daño se le hace a esta hermosa manifestación cultural del hombre si le negamos su capacidad de evolución. Así que jurados serios ―en el medio se conoce quien es venal y quien no—, asesorarse de gente capaz y de mente abierta a la hora de establecer los requisitos, desconfiar de los académicos (aunque los hay muy buenos), la gran mayoría avanzan, si es que avanzan, con paso paquidérmico, más cercanos a Torquemada que a Apolo. Si hay acuerdos previos con las editoriales, que no pasen de la publicación y comercialización de la obra ganadora, pues si les permiten meter sus manos, se tiran el concurso, ya que siempre van a anteponer sus criterios mercantilistas.  
Todo evoluciona, la literatura no es ajena a ello. A los escritores y poetas: escojan bien dónde participan, no se trata de adecuarse a un concurso, se trata de encontrar el concurso adecuado. No podemos imponer nuestros criterios, pero si podemos participar en los concursos que nos brinden plenas garantías.
A los bosques, tengan paciencia, algún día los organizadores pensarán en ustedes. Si han de ser sacrificados, que sea por verdaderas joyas de la literatura.

Del director: A quienes han enviado sus colaboraciones a La Urraka, por favor tener paciencia, es mucho el material recibido y todos serán publicados en su oportunidad. 

42 comentarios:

Celia Clara Fischer dijo...

Comparto el comentario. Ciertos jurados, además, hace tiempo fueron tocados por la varita mágica de la corrupción...

Anónimo dijo...

Gracias por enviarme la revista.
Como siempre, está muy interesante.
Espero algún día publicar algo.

Un saludo.
Carlos Noel Ancheta Vázquez

Anónimo dijo...

Gracias por el envío de la revista.

Un saludo,

Ricardo Burgos

Anónimo dijo...

Hola Juan Carlos. Buen editorial. Ojalá lo leyeran los saurios de los concursos y sus jurados...

Argemiro Menco Mendoza

Anónimo dijo...

Muy bien, voy a leerla, Juan,

saludos y ánimos!

Salomón Primera

Anónimo dijo...

No sabía que se había muerto Carlitos Fuentes, estuve con él cuando
vino a chile. qué pena. acá nadie dijo nada.

Alejandra Zarhi

Anónimo dijo...

Buenos días,

Muchas gracias por publicar mi texto.

Saludos de Polonia,

Anna Banasiak

Anónimo dijo...

Hola Juan Carlos:

Hace mucho tiempo que no te saludo. Como siempre tu revista encierra excelente contenido y en ella verdaderos artistas recorren sus páginas.
Quiero felicitarte porque sé bien que mantener una publicación como esta requiere entrega, amor y verdadero sacrificio.
No sé si aun formo parte de tus integrantes, pero me gustaría sinceramente volver a enviarte de vez en cuando algún poema enredado en el viento de esta distancia que me mantiene fuera de mi país.

Te saludo con verdadero aprecio desde Miami y deseo sigas adelante con este grandioso proyecto que es ya una valiosa e interesante realidad.

Sinceramente,

María del Pilar Casas.

Anónimo dijo...

Distinguido colega: Recibo su Revista LA URRAKA y le felicito por ella. Ojeo (aquí no se puede con H) y leo algunos de sus poemas por los que le hago llegar mi felicitación.

Atentamente,
Nicolás del Hierro

Anónimo dijo...

Gracias por tu envío.
Un abrazo
María Cristina Pizarro

Anónimo dijo...

Atiendo al contenido de...A PRÓPOSITO DE CONCURSOS LITERARIOS.

Pues no me queda más que suicidarme y así pasar a la posteridad, y quién sabe...Pero de momento mejor que no. Soy poeta, publiqué dos libros en Madrid, el último al 2006, y ya llega el fin del mundo(2012), ¡gracias a Dios !

PEDRO
peddro@msn.com

Anónimo dijo...

Hola Juan Carlos, un saludo muy especial y agradecerte el amable gesto de compartirme la revista LA URRAKA, que igualmente la participaré a otras personas.

Saludos cordiales,

Clara Ofelia

Anónimo dijo...

Felicidades y desde ya, si puedo hacer algún aporte, cuenten con ello, saludos, desde Argentina,
Gloria Mariño.

Anónimo dijo...

Las gracias a ti, querido amigo, le doy amplia difusión en listas,

Un abrazo

Alejandro

Anónimo dijo...

Gracias amigo Juan Carlos voy leyendo. Bien por el artículo sobre los Certámenes Literarios.

Saludos cordiales
Isabel Diez

Anónimo dijo...

Gracias querido compañero Juan Carlos Céspedes por la publicación de mi poema Isla adversa, un saludo y como siempre agradecido,

Juan Carlos Rivera Quintana.

Anónimo dijo...

Excelente trabajo.
Besos

Raquel

Anónimo dijo...

La ví un poco. Buena, bellísima.
José Martínez Fernández

Anónimo dijo...

MUCHAS GRACIAS JUAN CARLOS
UN BESO
MILKA SOBRERO

Anónimo dijo...

Gracias, muy bonita e interesante la Revista Urraka.

Jenny Londoño López
Quito, Ecuador
http://www.surcosdefuego.blogspot.com

Anónimo dijo...

Apreciado amigo. Ante todo gracias por el envío de "LA URRAKA" Nro.
30. Soy escritor. De eso vivo. Ya he publicado. Formo parte de la "Red
de Escritores de Venezuela", Capítulo Yaracuy, Estado donde me remito
a su muy gratas ordenes.
Bien:
Me impactó su Editorial sobre los Concursos Literarios, y la
información (su opinión) en cuanto a las muchas situaciones indebidas
que podrían ocurrir en sus entornos; el manejo indebido que hacen de
la esperanza de quienes concursamos, algunos de los supuestos jurados
que se confabularían para repartirse el dinero de los premios. Pienso
que, en efecto, ello puede ocurrir -ocurre, quizá- y funciona la
"pinza". Esto es conocer de antemano el ganador del concurso que,
muchas veces, se crea solamente para justificar ganarse una platica.
Bueno, que eso me dicen. El asunto es: Hace ya bastante tiempo,
escribí algo que, sin estar dirigido a ese tipo de denuncia (o
advertencia, más bien) tiene que ver con el espíritu de su excelente
artículo. Es un trabajo -suerte de híbrido entre relato y poesía, con
una estructura que llamo (concédaseme esa licencia): "CUENTOEMA", y
que en estos días, precisamente, pensaba enviar a concurso. Me
disuadió el leer su Editorial.

Un cálido saludo solidario y fraternal.
Eleazar Espinoza Hernández

Anónimo dijo...

Hola Carlos, publique un comentario en tu revista
creo que salió, no lo sé.
Será posible enviarte algún poema mío para que lo publiques.
Gracias!

Patricia Verón.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por el envío. Estupendo editorial!

Saludos

Nadim dijo...

Hola, Juan Carlos.

Muy bueno tu editorial. Hay gente que se la pasa aplastando las ideas de otros para imponer las suyas, pero sucede que esos nunca volarán tu vuelo ni soñarán tus sueños. La mentira en cuanto no tiene sustento en la realidad debe batallar más que la verdad para sostenerse.

Un abrazo,
Nadim Marmolejo Sevilla

Anónimo dijo...

Hola Juan,

Muchos saludos,

Huberto Cuevas Cabrera.

Anónimo dijo...

Felicitaciones!!!!!!!!! Con el cariño de siempre,
Graciela María Casartelli desde Córdoba, Argentina.

Anónimo dijo...

Muy agradecida Juan Carlos, por tu envío.
Siempre es bienvenido ese rico material de la revista que diriges.
Te mando mi saludo cordial,
Laura B.Chiesa.

Anónimo dijo...

Incluida la información en la sección de noticias de la revista cultural La Náusea.

Saludos Cordiales

Marian Raméntol
Dirección La Náusea
Revista cultural La Náusea: http://www.lanausea.tk

Anónimo dijo...

Gracias por permitirme disfrutar cada vez más del arte y aprender mucho de lo que aquí se publica, éxitos eternos en este proyecto.
Bendiciones
José Mario Zelaya

Anónimo dijo...

QUIERO QUE LA URRAKA SE POSE EN MI VENTANA
LES MANDARÈ UN POEMA, LO MEJOR, BENDICIONES,
NELIDA DUARTE

Anónimo dijo...

Ante todo un cultural abrazo y un rítmico y melodioso saludo.
Gracias por mantenerme en su lista de abonados y más agradecido aún, por permitirme participar de su siguiente edición, con algunos de los poemas que forman parte de mi libro titulado: NOSTALGIAS DE AMOR.
Paulino del Carmen Brito Cataño

Anónimo dijo...

Ya la habíamos puesto, pero vale una segunda, Siddartha.
Bienvenida...

Carlos Alberto Roldán

Anónimo dijo...

Gracias, Juan Carlos, por el regalo de esta revista y por incluir mi poema,
le estoy muy agradecido,
Ronald Bonilla

Anónimo dijo...

Gracias, estimado colega,
por el envío del la Revista la Urraka,
la leeré con gusto y les envío mis comentarios,
Hace mas de once años fundé y dirijo la revista cultural Calle B,
www.calleb.cult.cu, les ruego la visiten.
Y todo intercambio cultural de autores y cultura en general,
lo tenemos como algo de agradecer y fecundo para la cultura de nuestros pueblos,
Un abrazo en la luz de la poesía y éxitos en todo,
Pepe Sánchez
Escritor, y Director fundador de Calle B

Anónimo dijo...

Gracias querido amigo por la revista!!
Un abrazo!
Porfirio
http://poesialatinoamaricana.jimdo.com/

Anónimo dijo...

Queridos amigos, no sé si todos somos conscientes de lo que está ocurriendo en Europa. No sé si nos damos cuenta del significado de las noticias que nos traen nuestros hermanos Marcello Zuinisi, Nicolás Jiménez, Orhan Tahir... En Italia, Bulgaria, Rumanía, Hungría, Eslovaquia, Bélgica, Serbia, Macedonia... las políticas institucionales racistas se extienden por todo el continente, y lo que ocurre en todos esos países tened por seguro que hay quien está intentando que suceda en el resto de Europa. Los gitanos tenemos que aprender de la historia, y la historia nos dice que los tiempos duros para nosotros ya han empezado y que, con esta crisis, sólo pueden empeorar. El 1 de septiembre tiene que servir para impulsar la conciencia del tiempo histórico que nos está tocando vivir a los gitanos y del futuro trágico que se está gestando en Europa. Debemos adelantarnos a los movimientos de los que están planeando nuestra eliminación; debemos unir todas nuestras fuerzas en Europa (estar en toda Europa no nos hace necesariamente pan-europeos, y los gitanos necesitamos actuar en todo el continente como una única familia); debemos aprender de las experiencias de otros pueblos hermanos en la tragedia y recabar su ayuda (los genocidas de hoy vienen a por los gitanos, los judíos, los negros, los indios, los musulmanes... ignorarnos entre nosotros sólo les facilita sus siniestros propósitos); debemos abrirnos y contar con todos los ciudadanos y poderes dispuestos a luchar por una democracia mejor en toda Europa. Y todos juntos debemos utilizar todos los medios institucionales y extra-institucionales a nuestro alcance: judiciales, administrativos, políticos, movimientos ciudadanos... y a quien piense que soy demasiado alarmista, de verdad os digo, recordad los años previos a la Segunda Guerra Mundial, cuando los países democráticos hablaban de apaciguamiento y pensaban que Hitler y Mussolini no se atreverían a iniciar otra guerra; cuando tantos judíos europeos se resistían a creer que nadie se atrevería a exterminarlos; cuando se despreciaba el peligro de los fascistas pensando que los avances de la democracia no se perderían jamás.

Gabriel Xirgu i Javaloyes

Anónimo dijo...

GRACIAS POR RECORDARME

Valentina May Ripoll

Anónimo dijo...

Gracias, me parece muy interesante la revista.

Un saludo.

Luciano Ramírez

Anónimo dijo...

Muy buena esta edición de la Urraka, felicidades Juan Carlos!

Saludos
Alejo

Anónimo dijo...

MUCHAS GRACIAS POR LA REVISTA HERMANO:

TE AGRADEZCO CORDIALMENTE

TE ENVIO MIS SALUDOS

ALBERTO FALCON ZAMUDIO

Anónimo dijo...

Hola Juan Carlos

El número 30 de la Urraca me pareció muy bien.

Saludos

Emilio Rolán

Anónimo dijo...

Gracias Juan Carlos:
Un saludo desde Santiago de Chile. No se porqué me había llegado tu correo anterior a "SPAM" y, lo descubrí hace un rato atrás. Me encuentras en: olayamac.blogspot.com
Saludos
Olaya Mac-Clure